Los salarios actuales en España son más bajos que hace diez años