La UE obligará a que haya recambios para las neveras siete años y diez para lavadoras y lavavajillas