La obsolescencia programada: Entre la producción y el consumo sin límites