La solidaridad de la plantilla de una residencia de Asturias: se confinan con sus residentes para no dejarles solos