La Alianza Atlántica reconoce la muerte de hasta doce civiles en una operación en Afganistán