Londres quiere prohibir un videojuego que permite convertirte en talibán