La Policía antiterrorista asume la investigación del triple apuñalamiento en una estación de Manchester