Derek Chauvin, policía imputado por el asesinato de George Floyd, en libertad tras pagar 1 millón de dólares