La discusión de una pareja acaba en una explosión de gas en un edificio de viviendas