El ejército toma las calles de la capital de Chile tras declararse el estado de emergencia