Una enfermera negacionista inyectó solución salina en vez de la vacuna contra el covid a miles de personas