El Kilauea, en erupción desde hace dos días, se convierte en una atracción turística en Hawái