Laura y Ramón, residentes en Nueva York: "La ciudad está muy tranquila, no hay esa psicosis que se ve desde España"