Un joven salva la vida a otro de morir atragantado en 25 segundos en Wisconsin gracias a la maniobra de Heimlich