La 'muerte' se pasea por las calles de Brasil: tres millones de infectados y más de 100 000 fallecidos