Una de las peores crisis en Japón