Un policía mata a tiros a un joven de 19 años que había robado un coche en Connecticut