Primeras consecuencias tras el anuncio de retirada de los duques de Sussex