Dieciséis muertos, entre ellos 6 menores, tras inmolarse 3 terroristas durante una redada en Sri Lanka