El autor del tiroteo en un instituto de Florida tenía prohibida la entrada al centro escolar