Turquía se vuelca en las labores de rescate tras el devastador terremoto de magnitud 6,8