Anna Simó y Nuet, recibidos entre aplausos y gritos de ‘libertad, presos políticos’ a su llegada a Barcelona