Magrudis ocultó al Ayuntamiento de Sevilla que seguía comercializando chorizo y morcilla tras la alerta sanitaria