Arrimadas vuelve a abrir la puerta al plan 122 pero no da el sí a Sánchez