Casado sufre un hundimiento sin paliativos y sin precedentes: pasa de 137 escaños a 66