Puig limita las reuniones a los convivientes en el domicilio y anuncia nuevas restricciones