Simón lo vuelve a hacer aunque la OMS lo teme: "El impacto de la variante británica del coronavirus será marginal"