La pandemia marca el homenaje a las víctimas de los atentados de Las Ramblas y Cambrils