La lava del volcán de La Palma coge fuerza y ya está a menos de un kilómetro del mar