Tierra quemada en el Congreso: rencor, bronca y división ante el nuevo Gobierno de Sánchez