La intervención de la portavoz de EH Bildu provoca una fuerte bronca en el hemiciclo: "¡Asesinos!"