El Rey Juan Carlos traslada su residencia fuera de España