Los políticos presos salen hacia Madrid, donde serán juzgados por el procés