Superhéroes sin escudo, con la piel tan frágil como el ala de una mariposa