El alcalde de Igualada da la voz de alarma: “La situación es desesperada, necesitamos médicos”