Brote de coronavirus en una residencia de Ribeira, en Coruña, donde los ancianos habían recibido la vacuna