Los rebrotes preocupan especialmente en Andalucía, Aragón y Cataluña