California cierra sus playas tras llenarse de ciudadanos irresponsables ante el coronavirus