Castilla y León, al borde del confinamiento por los rebrotes: solo Ávila se salva de las altas tasas de contagio