Cataluña se ofende por el número de mascarillas enviadas: recuerda a 1714, "una fecha devastadora"