Ojo al coger las mascarillas: muchos lo hacen mal desde el principio