Los contactos de infectados por la variante ómicron tendrán que guardar cuarentena aunque estén vacunados