La afición del Sabadell celebra el ascenso de su equipo sin portar mascarillas o sin respetar la distancia social