Galicia, primera comunidad autónoma que exige test negativo o vacunación para entrar en la hostelería