El Gobierno permite que abran hoteles y balnearios para alojar a militares, sanitarios y transportistas