1.500 colchones, 500 kilos de verduras: las donaciones del milagro de Ifema