Madrid, una ciudad fantasma con el tráfico en mínimos y aparcamiento gratis