Las zonas de costa piden a la gente se quede en casa: "No son unas vacaciones"