Las personas mayores fallecidas en residencias durante la pandemia son más de 10.600