Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

Sanidad incluye la parestesia y la mielitis como efectos secundarios de las vacunas contra el coronavirus

  • Sanidad advierte sobre los efectos secundarios de algunas vacunas contra el coronavirus

  • Los sueros de Moderna, AstraZeneca y Janssen podrían causar parestesia y mielitis transversal

  • En España, 11.048 vacunaciones tuvieron efectos adversos graves

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, Aemps, ha incluido en su duodécimo Informe de Farmacovigilancia sobre vacunas del coronavirus, la parestesia y la mielitis trasversa como posibles efectos secundarios tras su inoculación. Aunque no de manera generalizada.

Parestesia, una reacción adversa de las vacunas de Moderna

La parestesia es una sensación anormal que se siente en el cuerpo debido a la compresión o irritación de los nervios y que se traduce en hormigueo, adormecimiento, acorchamiento o entumecimiento de algunas partes del cuerpo, como las manos, pies, brazos o piernas. La aemps especifica que esta podría ser una posible reacción adversa a las vacunas de Moderna.

Mielitis, un posible efecto secundario de los sueros de AstraZeneca y Janssen

Mientras que la mielitis transversa, un trastorno neurológico causado por una inflamación de la sustancia gris y blanca de un segmento de la médula espinal que ocasiona trastornos sensitivos, motores y autonómicos en grado y duración variables, podría producirse por un efecto adverso a las vacunas de AstraZeneca y Janssen.

Los efectos de 13,7 vacunas de cada 100.000 fueron considerados graves

En España, hasta el 9 de enero se han administrado 80.109.445 dosis de vacunas frente al coronavirus, de las que se han notificado 55.455 acontecimiento adversos y de ellos 11.048 fueron considerados graves, lo que supone 13,7 casos por cada 100.000 dosis inoculadas.

Según consta en este 12º informe de Farmacovigilancia de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, los acontecimientos adversos graves son los que requieren hospitalización, dan lugar a una discapacidad significativa o persistente o a una malformación congénita, pone en peligro la vida o resulta mortal. De esas 11.048 notificaciones de efectos adversos, 375 presentaron un desenlace mortal.

Fiebre y dolor muscular, lo más frecuente tras la vacunación

El informe constata que los efectos adversos notificados con más frecuencia son lo que se corresponden con fiebre o dolor en la zona de vacunación, trastornos del sistema nervioso (cefalea y mareos) y del sistema musculoesquelético. No obstante, la Aemps aclara que los acontecimientos adversos que se notifican no significa que estén relacionados con la vacunación.

Más de 40 millones de personas ya se han vacunado en España

Las 80,1 millones de dosis administradas, desde el inicio de la vacunación y hasta el 9 de enero, corresponden a 40,2 millones de personas. El 68 % de las dosis correspondieron a Pfizer, el 18% a Moderna, el 12% a AstraZeneca y el 2% a Janssen.

Del total de vacunados, el 51% son mujeres. En cuanto a la distribución por edades, el 69% están en la franja de 18 a 65 años, el 22% son mayores de 65 años, el 6% corresponde a menores con edades comprendidas entre los 12 y los 17 años, y el 3% a menores de 12 años.